Mascarillas caseras para lucir más bella

Debido a las múltiples actividades que realizamos a diario nuestra piel sufre cambios. Comienzan a salirnos arrugas, manchas, a resecarse, o a tener exceso de grasa debido al estrés. Y muchas veces no tenemos tiempo o dinero para  ir a un spa. Por ello, te taremos una solución efectiva y económica.

A continuación, te dejaremos una lista de mascarillas que puedes elaborar en la comodidad de tu casa con ingredientes muy sencillos, de uso diario y sobre económicos.

Tipos de mascarillas

Antes de aplicar una mascarilla a tu rostro, es importante que sepas para que deseas usar la mascarilla y cuál es tu tipo de piel. Por ello te dejaremos algunas de las mascarillas más comunes que puedes usar.

Hidratantes

Si tu piel es seca, esta es la mascarilla ideal para ti, pues ayudan a preservar la humedad natural de la piel.

Para el acné

Ideales para pieles grasas. Su función principal es eliminar granos, barros y espinillas.

Exfoliantes

Son perfectas para eliminar las células muertas de tu rostro, además de eliminar toxinas y puntos negros.

Anti-Edad

Estas proporcionan un efecto tensor que reafirma la piel y rellena las áreas de las arrugas haciendo lucir tu piel más joven.

Mascarillas caseras

A continuación, las mascarillas que puedes hacer fácilmente en tu hogar para lucir una piel radiante y perfecta:

Exfoliante con avena, limón y miel

Para esta mascarilla requieres media cucharada de limón, una de miel y un poco de avena. Unes los tres ingredientes y la aplicas sobre tu rostro con suaves masajes, deja reposar por 10 minutos y retira con abundante agua. Notarás la diferencia con una piel más clara y suave.

Anti-Edad con miel y yogurt

Aquí con estos dos sencillos pero potentes ingredientes darás firmeza a tu piel. Solo debes poner el yogurt en un bol y aplicar 3 cucharadas de miel, mezcla todo hasta conseguir una pasta uniforme, luego esparce sobre tu rostro sin tocar el área de los ojos y deja reposar por 15 minutos.

Hidratante con plátano y aceite de oliva

El plátano, es excelente para hidratar por la gran cantidad de agua que contiene. Toma un plátano y machácalo con ayuda de un cubierto y añade unas gotas de aceite de oliva esto aportará a tu piel vitaminas y grasas insaturadas. Puedes aplicarlo desde la base del cuello y dejar reposar por 15 minutos.

Con estas mascarillas, obtendrás una piel mucho más suave desde el primer momento, y te ayudarán a combatir el acné y las espinillas. Disfruta la posibilidad de realizar estas prácticas y reconfortantes mascarillas caseras para lucir más bella, y sorprender a todos quienes te conozcan con una piel hermosa y bien cuidad. ¡Cuida de ti y tu piel!

Deja un comentario